El homicidio es el resultado de una acción u omisión mediante el cual se priva de la vida a otra persona ya sea dolosa o culposamente. El término procede etimológicamente del latín homicidĭum, homo: hombre y caedere: matar; Por lo que significaría matar un hombre.