La revisión de oficio en el derecho administrativo español

La revisión de oficio en el derecho administrativo español

Es una prerrogativa de la administración pública, por la cual esta puede declarar de oficio la nulidad de un acto administrativo o su lesividad por causa de anulabilidad para en este último caso, impugnar en vía contencioso-administrativa.

Saludos lector, por mi experiencia como preparador de oposiciones, la revisión de oficio es un concepto avanzado, que implica dar por aprendidos otros, como los siguientes:

Por lo que no te vendrá mal repasar antes esos conceptos.

Antes de entrar de lleno en el tema, tengo que advertirte que hay mucha confusión entre los opositores e incluso los juristas, acerca de lo que es revisión en vía administrativa y revisión de oficio.

La revisión de oficio es una revisión de actos nulos y anulables, por la que la administración puede revocar un acto nulo o declara la lesividad de un acto anulable.

Mientras que la revisión de un acto administrativo en vía administrativa comprende:

  • La citada revisión de oficio
  • Los recursos administrativos

Hecha esta advertencia o más bien anotación, entramos de lleno con…

La revisión de oficio de los actos administrativos

Regulada en la ley 39/2015, en los artículos 106 a 111, es una declaración por parte de la administración, que supondrá declarar nulo un acto administrativo o bien declarar la lesividad de un acto susceptible de anulabilidad.

A la vista de lo anterior, hay dos tipos de revisión de oficio:

1.Revisión de oficio de los actos administrativos nulos

El artículo 106 de la ley de procedimiento administrativo de 2015, dice:

Las Administraciones Públicas, en cualquier momento, por iniciativa propia o a solicitud de interesado, y previo dictamen favorable del Consejo de Estado u órgano consultivo equivalente de la Comunidad Autónoma, si lo hubiere, declararán de oficio la nulidad de los actos administrativos que hayan puesto fin a la vía administrativa o que no hayan sido recurridos en plazo, en los supuestos previstos en el artículo 47.1.

De lo anterior podemos extraer varias características de la revisión:

  • La revisión de oficio de un acto nulo es una revocación de un acto administrativo.
  • Necesita de dictamen favorable del Consejo de estado u órgano equivalente de una comunidad autónoma.
  • Su objeto son los actos administrativos que hayan puesto fin a la vía administrativa o no recurridos en plazo.
  • Que se fundamente en alguna de las causas de nulidad del artículo 47.1 de la ley 30/2015.

Los anteriores puntos no suponen ningún problema de comprensión, siempre que ya sepas lo que te dije antes, pero para fijar conceptos y que estos te sirvan de apoyo y recordatorio te voy a contar algo acerca de la denominación “de oficio”:

Te habrá sorprendido que se denomine revisión de oficio cuando en realidad, en la revisión de los actos nulos, la ley 39/2015 admite la solicitud del interesado.

Entonces ¿Qué significa de oficio?

De oficio significa que el inicio del procedimiento siempre corresponde a la administración.

Si es revisión de oficio, ¿Por qué se admite a solicitud del interesado en la revisión?

Hay una parte de la doctrina administrativa que entiende que el inicio de cualquier procedimiento administrativo es de oficio, incluso aquellos en los que se admite que se permita instarlo al interesado.

¿Por qué?

Porque el procedimiento administrativo siempre se va a iniciar con un acto administrativo – resolución o acuerdo de inicio- y…

¿Quién es el único sujeto con capacidad para dictar actos administrativos?

La administración por tanto siempre, según esta doctrina, se inicia de oficio.

Todo esto se ha ido arrastrando en las sucesivas leyes de procedimiento administrativo, causando que a veces haya confusiones de términos, como en es el caso del inicio de la revisión de oficio.

2.Revisión de oficio de las disposiciones administrativas nulas

Las disposiciones administrativas se revisan igual que los actos administrativos, con las siguientes diferencias:

  • El procedimiento de inicio de la revisión no puede ser interesado a instancia del interesado.
  • El fundamento de la nulidad además de las causas del 47.1 de la ley 39/2015 también puede fundamentarse en las del 47.2 de la citada ley, que al fin y al cabo son causas especificas de nulidad de las disposiciones administrativas

3.Revisión de oficio de los actos administrativos anulables

Cuando un acto administrativo favorable, incurre en una causa de anulabilidad -una infracción del ordenamiento jurídico o la desviación de poder- la administración puede impugnarlo ante el orden jurisdiccional contencioso administrativo.

Pero antes de esa impugnación es necesario un trámite formal que es:

La declaración de lesividad

Esta declaración previa a la impugnación en vía contencioso-administrativa supone que el órgano administrativo que dicto el acto administrativo reconoce que este incurre en causa de anulabilidad de acuerdo con el artículo 48 de la ley de procedimiento.

El acto de lesividad requiere para ser dictado, que previamente se dé audiencia a los interesados en el procedimiento administrativo previo al acto lesivo.

El inicio del procedimiento de declaración de lesividad caduca a los seis meses desde su inicio, si en ese plazo no se ha producido la resolución de lesividad.

La declaración de lesividad no es recurrible por los interesados, eso sí será notificada a estos y cómo dice la ley “a los solos efectos informativos”.

Limites a la revisión de oficio

El artículo 110 de la ley 39/2015 nos dice:

Las facultades de revisión establecidas en este Capítulo no podrán ser ejercidas cuando por prescripción de acciones, por el tiempo transcurrido o por otras circunstancias, su ejercicio resulte contrario a la equidad, a la buena fe, al derecho de los particulares o a las leyes.

En la practica no es un límite pues la ley limita con conceptos jurídicos indeterminados, dejando a la jurisdicción contencioso-administrativa la valoración de esos principios -equidad, buena fe, derecho de los particulares- que operan cómo limite.

En los casos de revisión de oficio de actos administrativos anulables, no causa muchos problemas, pues la apreciación la puede hacer la jurisdicción contenciosa al examinar la demanda de anulabilidad. Sin embargo, sí la administración revisa de oficio un acto nulo, y como consecuencia se declara nulo el acto administrativo. Tendría que impugnarse en vía contencioso-administrativa, sino queda al arbitrio total de la administración.

Revisión de oficio de actos administrativos anulables de gravamen

Si has observado la revisión de oficio de los actos anulables, estaba referida a los actos administrativos favorables al interesado…

¿Qué ocurre con los desfavorables?

La solución la aporta el artículo 109, estos actos son susceptibles de revocación, siempre que tal revocación, además de los limites anteriores, no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes, ni sea contraria al principio de igualdad, al interés público o al ordenamiento jurídico. Una vez más conceptos jurídicos indeterminados.

Órganos administrativos competentes para la revisión de oficio de los actos administrativos

En el ámbito estatal

El consejo de ministros, respecto de sus propios actos y disposiciones y de los actos y disposiciones dictados por los ministros.

En la administración general del estado

Los ministros, respecto de los actos y disposiciones de los Secretarios de Estado y de los dictados por órganos directivos de su Departamento no dependientes de una Secretaría de Estado.

Los secretarios de estado, respecto de los actos y disposiciones dictados por los órganos directivos de ellos dependientes.

En los Organismos públicos y entidades derecho público vinculados o dependientes de la Administración General del Estado

Los órganos a los que estén adscritos los Organismos públicos y entidades de derecho público, respecto de los actos y disposiciones dictados por el máximo órgano rector de éstos.

Los máximos órganos rectores de los Organismos públicos y entidades de derecho público, respecto de los actos y disposiciones dictados por los órganos de ellos dependientes.

Hasta aquí la revisión de oficio, si se te olvida la dirección de este blog de oposiciones, busca en internet por jaime ius cogens o ius cogens blog.

Bibliografía

Pastor, J. A. S., 2016. El «nuevo» régimen de la revisión de oficio y de los recursos administrativos. [En línea] https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5664259

Piñeiro, F. R., 2017. La revisión de los actos en vía administrativa tras la Ley 39/2015: revisión de oficio. [En línea] https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5803092

https://www.cccyl.es/es/extracto-doctrinal/vi-revision-oficio/c-limites-revision-oficio-aplicacion-articulo-106-ley-30-19

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-10565&p=20151002&tn=1#a111

El derecho penal.

El derecho penal.

Saludos lector, en este artículo te voy a acercar a una ciencia jurídica muy especial, el derecho penal. Te voy a hablar del concepto de derecho penal, el contenido y sus fuentes.

Nota: la sistemática de este artículo sigue el programa oficial de las oposiciones a ayudantes de instituciones penitenciarias.

Concepto de derecho penal

Cuando hablamos de concepto de derecho penal, hay que distinguir entre la ciencia jurídico penal y el derecho penal como una parte del ordenamiento jurídico.

La ciencia jurídico penal, es un concepto mucho más amplio, que integra disciplinas como la política criminal, el análisis económico del derecho penal o la criminología entre otras.

El derecho penal como integrante del ordenamiento jurídico de un país, es el conjunto de normas jurídicas que fija penas a determinados comportamientos.

Por tanto, el derecho penal se podría definir como:

El conjunto de normas jurídicas que describen el comportamiento humano reprochable penalmente y fija consecuencias jurídicas, a este en forma de penas.

Otros conceptos de derecho penal:

Según Franz von Liszt:

Derecho penal es el conjunto de las reglas jurídicas establecidas por el Estado, que asocian al crimen, como hecho, a la pena como legítima consecuencia.

Según Reinhart Maurach:

El Derecho Penal es aquel conjunto de normas jurídicas que une ciertas y determinadas consecuencias jurídicas, en su mayoría reservadas a esta rama del derecho, a una conducta humana determinada, cual es el delito. La consecuencia jurídica de mayor consecuencia es la pena.

Según Jose Cerezo Mir:

El Derecho Penal es un sector del ordenamiento jurídico al que, según la opinión dominante en la moderna Ciencia del Derecho Penal, le incumbe la tarea de protección de los bienes vitales fundamentales del individuo y de la comunidad. Estos bienes son elevados por la protección de las normas del Derecho a la categoría de los bienes jurídicos

De todos estos conceptos podemos extraer unos elementos comunes al derecho penal:

Normas jurídicas (ley penal) / Comportamiento humano (acción) / Castigo (pena)

Contenido del Derecho penal

El contenido es el estudio de los elementos integrantes del derecho penal, es decir: Los delitos, las penas y las medidas de seguridad.

El delito como figura jurídica, se estudia la teoría general del delito o parte general del derecho penal.

Las penas y medidas de seguridad, por el contrario, se estudian en la parte especial del derecho penal.

Vamos a ver de una forma resumida uno a uno de los elementos, que conforman el contenido del derecho penal.

El delito

En derecho penal el termino delito, esta referido a aquellas conductas del comportamiento humano que dan lugar a la calificación como tal.

NOTA: A raíz de la reforma del código penal por la Ley orgánica 5/2010, las personas jurídicas también tienen responsabilidad penal, por lo que no se puede hablar de conductas del comportamiento cuando nos referimos a ellas.

Amplía información sobre el delito en este artículo de este blog 👇

El delito concepto y clases

La pena

La pena es la consecuencia jurídica a la comisión de hecho (delito) reprochable penalmente.

Este podría ser un concepto rápido y lógico de la pena, pero déjame que te diga que el estudio de la pena en si es mucho más profunda sobre todo cuando nos adentramos en la teoría general de la penal.

Sólo con que te hagas las siguientes preguntas:

¿Porque existen las penas?

¿Qué función cumplen las penas?

Ya estaríamos entrando en la función de la pena, o dicho de otra manera el fundamento mismo de la existencia de las penas.

Las medidas de seguridad

Las medidas de seguridad son una medida de carácter preventivo, fundamentadas en la peligrosidad criminal del autor, el cual carece de responsabilidad penal. Desprovistas de carácter retributivo, cumplen una función de prevención.

Si recuerdas el esquema básico del derecho penal, que te puse (norma/acción/pena) ya tenor de este concepto de medida de seguridad se altera en la última variable, y se añade una nueva, quedando así:

Norma jurídica (Ley penal) / Comportamiento humano (Acción) / Ausencia de responsabilidad criminal / Medida de seguridad.

En el derecho penal español están reguladas en el artículo 95 y siguientes del Código penal.

Y su aplicación esta prevista para los casos en los que concurran las siguientes circunstancias:

  • Que el sujeto haya cometido un hecho previsto como delito.
  • Que del hecho y de las circunstancias personales del sujeto pueda deducirse un pronóstico de comportamiento futuro que revele la probabilidad de comisión de nuevos delitos.

Fuentes del derecho penal

En el derecho penal español la única fuente de es la ley, eso si entendemos el derecho penal como fuente de producción de normas que describen delitos y sus penas.

Esta afirmación se desprende de los artículos:

25.1 de la Constitución española.

Nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en aquel momento.

1 del Código penal.

No será castigada ninguna acción ni omisión que no esté prevista como delito por ley anterior a su perpetración.

En derecho penal, como estas viendo, a consecuencia del principio de legalidad la única fuente directa de producción es la ley.

Pero debes hacerte la pregunta siguiente.

¿Qué tipo de ley, es fuente de derecho penal?

En el ordenamiento jurídico español existen distintos tipos de normas con rango de ley. Leyes orgánicas, ordinarias, Decretos leyes, etc.

Pero no todas las normas jurídicas con rango de ley son fuentes del derecho penal. De hecho, sólo una, las leyes orgánicas.

La Constitución española en el artículo 25.1 reserva a la ley la tipificación de los delitos y sus penas, sin embargo, no especifica que esta tenga que ser una ley orgánica o de otro tipo.

Pero el artículo 81.1 de la Constitución dice:

Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general y las demás previstas en la Constitución.

Las penas que llevan aparejadas la infracción penal son restrictivas de derechos y libertades públicas, por lo tanto, esta reserva de ley tiene que ser orgánica.

Algunos autores incluyen como fuente del derecho penal a la analogía, sin embargo, esta solo es una forma más de interpretar las normas jurídicas.

La analogía en derecho penal esta prohibida taxativamente artículo 4 del Código penal, pero también este mismo código admite un solo caso de analogía en nuestro derecho penal en el artículo 21.7 del Código penal, referidas a las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal.

Hasta aquí el artículo de hoy te recuerdo que puedes encontrarme por blog ius cogens o mi nombre (Jaime de Alarcon) seguido de ius cogens.

Conceptos utilizados en este artículo

Delitos de robo y hurto

Delitos de robo y hurto

Los delitos de robo y hurto son los que más sentencias generan, algunas muy curiosas (que veremos más adelante) en el que un sujeto comete un simple hurto y genera todo un debate jurídico entre diferentes juzgados y tribunales, y fiscalía.

No obstante son los delitos que con más frecuencia se comete en España (después del delito de lesiones), según las estadísticas del Registro central de rebeldes y penados, que proporciona el Consejo general del poder judicial del poder judicial.

27.713 delitos de robo cometidos

63.721 delitos de hurto cometidos.

Delitos cometidos en España en el año 2017 (último dato publicado).

Para ir aproximándome al concepto penal de robo y hurto, voy a ir antes al concepto o definición gramatical.

Definición de robo


Acción que consiste en quitar o tomar para sí con fuerza o con violencia lo ajeno.

Este concepto es extraído de la Real academia de la lengua española, al igual que voy a hacer con el concepto de hurto.

Definición de hurto


Acción que consiste en tomar o retener bienes ajenos contra la voluntad de su dueño, sin intimidación en las personas o fuerza en las cosas.

Como puedes ver el concepto gramatical de robo y hurto se acerca bastante al jurídico. Casi no se puede saber cuál ha sido extraído del otro (ironía).

Diferencias entre robo y hurto.


La acción es la misma tomar en el caso del hurto y apoderarse en el caso del robo.

Además la acción dolosa va en un mismo sentido en ambos arrebatar la posesión o la propiedad a un tercero y a lucrarse económicamente.

La diferencia esta en la forma en la que se realiza la acción.

En el caso del hurto es tomar algo y en el caso del robo es apoderarse de algo, utilizando la violencia o la intimidación contra las personas.

Quizás me he adelantado mucho pues debería haber entrado en profundidad en cada uno de ellos. Pero como es una pregunta recurrente, lo he preferido así.

Ahora sí voy a entrar en lo jurídico.

El delito de hurto


Este delito esta regulado en el Código penal artículo 234, y dice así.

El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excediese de 400 euros.

Es decir nos hemos aproximado bastante al concepto legal, sólo vamos a definir cosa mueble en derecho.

Una cosa mueble según el artículo 335 del código civil es:

Se reputan bienes muebles los susceptibles de apropiación, que se pueden transportar de un punto a otro sin menoscabo de la cosa inmueble a que estuvieren unidos.

Ya sabes, si te lo puedes llevar de un lado a otro, manteniendo la estructura, y además lo tomas sin consentimiento de su dueño y lo haces con animo de lucro. Estas cometiendo un hurto.

Este es el tipo más básico de hurto y la pena siempre que exceda de 400 euros, es de seis a dieciocho meses de prisión y en su mitad superior cuando se inutilicen los sistemas de alarmas instalados en las cosas.

Ejemplo de esto último, las etiquetas de la ropa que pitan cuando sales de un centro comercial.

Hurto agravado


El artículo 235 del código penal nos previene, de una serie de hurtos, cometidos sobre cosas o personas o concertadamente con otras personas.

Que desde un punto de vista de política criminal, se considera que deben ser agravados, en estos casos el hurto se castiga con penas de 1 a 3 años de prisión.

Son los siguientes casos:

  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.
  • Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  •  Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.
  • Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.
  • Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

Por cierto antes de pasar al robo y a tenor de lo que te decía antes. Allá por el año 2007 y hasta el 2012, se desato una “reyerta jurídica” entre audiencias provinciales entre sí y fiscalías entre ellas, contra audiencias también, a tenor de un detalle.

A alguien se le ocurrió que entrar en un punto limpio (sin forzar nada) y tomar un electrodoméstico de esos que tiramos a la basura. Motivo de la reyerta: No es una conducta delictiva./Si es una conducta delictiva.

Yo también soy de la opinión que si tiras algo a la basura lo estás abandonado y si lo abandonas es, res nullis o sin dueño. Pero bueno quizás yo soy un poco raro.

Os dejo un documento en el que Patricia Alonso-Majagranzas, fiscal de la Audiencia provincial de Madrid resume la reyerta jurídica de la que os he hablado.

Delito de robo


El delito de robo está regulado en el artículo 237 del código penal, que dice así:

Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren.

Como ves se repite en este delito, el animo de lucro, el objeto del delito que es una cosa mueble.

Hasta aquí igual que el hurto, sin embargo hay elementos del tipo que lo diferencia:

Apoderarse, este es un concepto con más fuerza o “energía criminal” que el “tomar” del delito de hurto. Aquí tengo que acudir otra vez a la Real academia de la lengua española, que entiende por a apoderarse:

Hacerse dueño de algo, ocuparlo, ponerlo bajo su poder.

Como ves la Real academia también le da un significado gramatical mas enérgico que al significado “tomar”.

Es que la acción está íntimamente relacionada con el la forma de la acción, que es la fuerza en las cosas, o la violencia o intimidación en las personas.

Así pues ya sabes si por tu afán de lucro te haces dueño de algo forzando la puesta del lugar donde se halle. Estas cometiendo un delito de robo.

Robo con fuerza


Para que se dé el robo con fuerza en las cosas tiene que darse alguno de los siguientes elementos que proporciona el artículo 238 del código penal:

  • Escalamiento.
  • Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas.
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

¿Qué es el escalamiento?


Quizás puedas pensar que el escalamiento es:

La acción o efecto de escalar, y escalar es, subir o trepar por gran pendiente o altura.

Si te dijera que en derecho penal esto es escalar 👇

robo con fuerza

En derecho penal escalar no coincide con el significado gramatical.

Escalar en derecho penal significaría entrar al lugar donde se encuentra la cosa, por un lugar no destinado a tal fin. O salir cuando se a sustraído la cosa por un lugar no destinado a tal fin.

Según esto el señor que sale por la ventana, no es el lugar para salir de una casa, pues habitualmente el lugar de salida de una vivienda es una puerta. ¿No?.

En cuanto a las llaves falsas, el código penal en su artículo 239 explica lo que es:

  • Las ganzúas u otros instrumentos análogos.
  • Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.
  • Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.
  • Se consideran llaves las tarjetas, magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia y cualquier otro instrumento tecnológico de eficacia similar.

Robo con fuerza agravado


El robo cometido en casa habitada, edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias, se castigará con una pena de prisión de dos a cinco años.

  • Si los hechos se hubieran cometido en un establecimiento abierto al público, o en cualquiera de sus dependencias, fuera de las horas de apertura, se impondrá una pena de prisión de uno a cinco años.
  • Se considera casa habitada todo albergue que constituya morada de una o más personas, aunque accidentalmente se encuentren ausentes de ella cuando el robo tenga lugar.
  • Se consideran dependencias de casa habitada o de edificio o local abiertos al público, sus patios, garajes y demás departamentos o sitios cercados y contiguos al edificio y en comunicación interior con él, y con el cual formen una unidad física.
  • Se impondrá una pena de dos a seis años de prisión cuando los hechos a que se refieren los apartados anteriores revistan especial gravedad, atendiendo a la forma de comisión del delito o a los perjuicios ocasionados y, en todo caso, cuando concurra alguna de las circunstancias expresadas en el artículo 235. (Las del hurto agravado)

Robo con violencia o intimidación en las personas


Hasta aquí está claro los elementos constitutivos del delito de robo, y en el caso del uso de la violencia para cometer el robo, también esta claro. Pero, ¿qué es intimidar?

Sin entrar mucho en detalle, pues esto ya lo ha aclarado el Tribunal supremo en la sentencia de 16 de abril de 1986.

El anuncio de un mal inmediato, grave, personal y posible que despierte o inspire en el ofendido un sentimiento de miedo, angustia o desasosiego ante la contingencia de un daño real o imaginario.

Hasta aquí el artículo de hoy lo iré actualizando con las dudas que me planteéis, pues me gusta mantener los contenidos de este blog “frescos”.

Sed buenos y no toméis, ni os apoderéis, de cosa mueble ajena.

Conceptos utilizados en este artículo

El delito de lesiones en Derecho Penal Español.

El delito de lesiones en Derecho Penal Español.

Hola lector hoy te voy a hablar del delito de lesiones. Este es un delito que a priori pueda parecer muy sencillo, por los elementos del tipo que lo conforman.

Sin embargo se complica bastante con ciertos conceptos jurídicos indeterminados, como el de la “grave deformidad”, que veremos más adelante.

Así pues en este artículo te voy a explicar el delito de lesiones un su tipo básico, los elementos que conforman el tipo de injusto de este delito, las formas agravadas, etc.

Material que vamos a utilizar.

Título III del libro II del Código penal

Sentencia de la Sala segunda del Tribunal supremo de 22 de marzo de 2001.

¿Qué es el delito de lesiones?

El daño causado a otro por comisión, omisión o imprudencia, en su integridad física, integridad psíquica o salud.

Este sería un concepto aproximado de este delito, extraído del tipo básico del delito de lesiones.

En derecho penal, ya lo he dicho en otras ocasiones, importa poco y no tienen mucho sentido, elaborar concepto doctrinales sobre tal o cual elemento de esta ciencia jurídica. Pues en derecho penal rige en su mas sentido estricto el principio de legalidad.

Elementos del delito de lesiones

Los elementos del tipo de este delito serian:

La acción

Que es la conducta por comisión u omisión y en su forma dolosa o imprudente, dirigida a causar un daño

Bien jurídico protegido

La integridad física, psíquica y la salud del sujeto pasivo del delito de lesiones.

Sujeto activo y pasivo del delito de lesiones

Puede ser cualquier persona, pues no es un delito especial en relación al sujeto activo o pasivo.

Forma de la acción

Como ya hemos dicho este delito se puede cometer de forma dolosa  e imprudente y por comisión u omisión.

Tipo básico del delito de lesiones

 El tipo básico viene determinado en el artículo 147  del código penal, y es el punto de partida para el análisis de este tipo delictivo, pues en el se configuran todos los elementos del tipo de esta infracción penal.

El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico.

Los elementos específicos a tener en cuenta según la redacción que ves arriba son:

  • El medio o procedimiento utilizado para la comisión del delito, que puede ser cualquiera.
  • La integridad corporal o salud física o mental, la primera y la salud mental no plantea ningún problema de interpretación, pero la salud física conviene aclararlo.

En efecto, la salud física hay que interpretarla en una forma amplia, pues una lesión física puede ser causante de una enfermedad que menoscabe la salud, por lo que nos encontraríamos ante un único delito pero dos lesiones producidas.

Te voy a poner un ejemplo, el sujeto A apuñala con un cuchillo a B en el abdomen, como consecuencia directa provoca una lesión que requiere tratamiento médico y quirúrgico, pero como consecuencia de esa lesión física se produce una infección de tipo abdominal.

Cómo ves se produce una relación de causalidad consecutiva, entre la acción, la primera lesión (el daño en el abdomen) y relación también de causalidad, entre el daño en el abdomen y la segunda lesión (la infección abdominal).

  • Sanidad o curación de la lesión. Para la sanidad de la lesión tienen que concurrir dos elementos objetivos como son. Una primera asistencia y el tratamiento médico o quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico no plantea ningún problema, pero el tratamiento médico si los ha planteado tradicionalmente.

En este sentido hay que realizar una interpretación amplia y entender el tratamiento médico. Como el conjunto sistemático de actos dirigidos a la sanidad de una lesión.

Delito grave de lesiones.

Realmente el código penal no hace distinción entre delito grave de lesiones,  leve. Esta clasificación la realiza nuestro código para todos los delitos. Lo que si realiza es cualificar las conductas, que vas a ver a continuación.

Tipo cualificado del delito de lesiones

El artículo 148 del código penal atendiendo a circunstancias de política criminal, cualifica la conducta del tipo básico en atención al riesgo producido o el resultado, son las siguientes

Cualificación en función al resultado:

  • Si hubiere mediado ensañamiento o alevosía.
  • Si la víctima fuere menor de doce años o persona con discapacidad necesitada de especial protección.
  • Si la víctima fuere o hubiere sido esposa, o mujer que estuviere o hubiere estado ligada al autor por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia.
  • Si la víctima fuera una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Cualificación en función al riesgo producido:

Si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.

delito de lesiones con arma blanca

Cualificación del delito de lesiones en función del riesgo producido.

Tipo muy cualificado del delito de lesiones

Viene regulado en el artículo 159 de el código penal y es la forma mas grave de este delito, son las siguientes:

  • La pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave enfermedad somática o psíquica
  • Mutilación genital en cualquiera de sus manifestaciones

Te voy a hacer una inciso sobre una de las formas mas grave de comisión de este delito. 👇

¿Qué es producir una lesión que consista en una grave deformidad?

Tradicionalmente se ha discutido sobre que es la deformidad grave, a efectos de derecho penal.

Lo normal es que la primera idea que se te venga al escuchar el termino sea una lesión en la que se ha perdido parte de la nariz, o una gran cicatriz. En fin hay muchas lesiones que en si mismas no cabe la duda que producen una gran deformidad.

Sin embargo hay otras que podríamos pensar que no la producen, como por ejemplo la perdida de parte de una oreja.

En el delito de lesiones, por grave deformidad hay que acudir a la jurisprudencia. Para ello vamos a utilizar la  sentencia de la Sala II del tribunal supremo de fecha 22 de marzo de 2001. 

Esta sentencia acepta que la grave deformidad, en la regulación que hace nuestro derecho en el delito de lesiones, es un concepto jurídico indeterminado.

Sin embargo tal y como reconoce el ponente en la sentencia estos conceptos jurídicos indeterminados, no caben en derecho penal pues rige el principio de legalidad.

Por lo tanto el tribunal necesita referentes normativos para poder aplicar la cualificación por grave deformidad. Estos referentes podrían ser, un órgano o miembro principal.

Es decir que la deformidad afecte a uno de estos dos últimos. No obstante esto limitaría mucho el concepto de grave deformidad. Es por ello que el tribunal asimila el concepto de deformidad grave, al de la percepción.

Es decir la manera, que podemos percibir una alteración grave de la forma del cuerpo. En definitiva, es la percepción objetiva sobre la alteración física producida en la fisonomía de la persona.

Preguntas frecuentes del delito de lesiones

Delito de lesiones y atentado.  ¿Se castigan los dos delitos por separados?

Sí pues estos delitos son independientes el uno del otro y aunque concurre un concurso de leyes (hay dos normas penales a aplicar, delito de lesiones y atentado).

Se aplicaría las reglas del concurso real, pues en este caso no procede el delito continuado ni por supuesto la idealidad delictiva (delito ideal o que constituya un medio para cometer otro).

¿Cuándo prescribe el delito de lesiones?

De esto ya hable en este artículo👉 prescripción del delito

Pero a grande rasgos seria:

  • A los cinco años si el delito de lesión fuera en su tipo básico.
  • A los diez años si el la lesión hubiera sido de un órgano o miembro principal o hubiera producido una grave deformidad, y la pena impuesta no excediera de diez años.
  • A los quince años, si el la lesión hubiera sido de un órgano o miembro principal o hubiera producido una grave deformidad, y la pena impuesta excediera de diez años.

Aquí va tu pregunta. (Pregunta en comentarios y te respondo)

Hasta aquí el artículo del delito de lesiones, que como todos se irá actualizando y añadiendo contenido nuevo. Por lo que está pendiente porque aunque creas que ya has leído el artículo puede no ser así pues podría tener nuevos apartados.

 Te recuerdo que me puedes buscar en Google por aprende derecho con Jaime, o aprende derecho ius cogens.