Jaime de Alarcón García

Jaime de Alarcón García

Master en Dirección y administración de empresas en Itae Bussines School.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Extremadura.

Funcionario de carrera en la Administración General del Estado.

Especialidades en Derecho penal y Derecho procesal penal por la UNED.

 

Mi nombre es Jaime de Alarcón, soy el autor es este blog en 2010 aprobé las oposiciones a prisiones.

Me decidí a poner en marcha este blog, porque no había ninguno que explicará los temas jurídicos para opositores, además hay muy pocos blogs hechos por funcionarios que han aprobado alguna oposición.

La mayoría de los blogs que hablan de oposiciones, son escritos por redactores que trabajan para editoriales, por lo que el contenido de los artículos sobre técnicas de estudios o consejos para afrontar un examen, son superficiales, sin contenido, sin utilidad.

La experiencia acumulada durante la Licenciatura en derecho y las oposiciones, me ha hecho darme cuenta de que estudiar puede ser un proceso de crecimiento personal, tanto a nivel intelectual -conocimientos adquiridos-, como de superación.

El crecimiento personal es una obsesión que intento aplicar a todas las facetas de mi vida, creo firmemente en las personas, estoy convencido y así se demuestra diariamente que las personas somos capaces de hacer cosas increíbles.

Es por eso, que me gusta como planteamiento personal la actitud growth hacker, que las aplico a la preparación de opositores.

Opositar es más que obtener una plaza, puede que no las apruebes, pero las cosas que se hacen con ganas, entusiasmo y esfuerzo, siempre te van a servir en un futuro.

¿No me crees?

Quizás has escuchado alguna vez la teoría de puntos de Steve Jobs.

Te lo cuento yo…

La teoría de puntos tiene que ver con la toma de decisiones, cuando decides hacer algo y le pones pasión, ganas, esfuerzo. Sólo pueden surgir cosas positivas a futuro.

Es evidente que mirando al pasado ves esas decisiones y piensas “como me alegro haber hecho eso”

Así lo dice Steve Jobs:

No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia.

Y pone un ejemplo en su conocido discurso en Stanford:

Dado que había abandonado los estudios en Reed College después de los primeros 6 meses y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar un curso de caligrafía para aprender cómo se hace eso. Aprendí acerca de los tipos de letra con trazos de pie, cómo variar la cantidad de espacio entre diferentes combinaciones de letras, todo aquello que hace que la admirable tipografía sea grandiosa. Era hermoso, histórico, artísticamente sutil de un modo que la ciencia no puede captar, y yo lo consideraba fascinante.

Y continua:

Nada de esto albergaba siquiera la mínima esperanza de alguna aplicación práctica en mi vida. Pero diez años más tarde, cuando estábamos diseñando la primera computadora Macintosh, todo volvió a mi mente. Y lo volcamos todo en la Mac. Era la primera computadora con bellísima tipografía. De no haber asistido a ese único curso universitario, la Mac no hubiera tenido nunca tipos de letras múltiples o fuentes espaciadas proporcionalmente. Y dado que Windows simplemente copió a Mac, es posible que ninguna computadora personal las hubiera tenido.

Esta teoría es muy antigua no es original de Steve Jobs, ya viene de la filosofía clásica:

Entre los actos voluntarios, la decisión ocupa el primer lugar.

Toma la decisión de opositar o cualquier cosa, pero hazlo con pasión que nunca en un futuro digas “Si hubiera hecho esto…”. Hazlo déjate llevar y ponle ganas.

Lo que pretendo con este blog

  • Informar sin engaños.
  • Enseñar a estudiar.
  • Que aprendas derecho para preparar las oposiciones.

Sólo me queda darte las gracias por leer este blog, espero que podamos establecer una buena relación.