El delito de Estafa, explicado de forma sencilla

El delito de Estafa, explicado de forma sencilla

Hola lector, en el artículo de hoy te voy a explicar el delito de estafa, para el estudio de
este delito el único material normativo que vas a necesitar es son los artículos
248 y siguientes hasta el 251 bis del código penal.

infografia esquema de el delito de estafa

Este delito sistemáticamente está ubicado dentro del título XII del Código penal, “de los delitos
contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico” y dentro de este título en
el capitulo VI “de las defraudaciones”.

Esto último es muy importante, pues la ubicación sistemática de la norma te va a permitir acercarte al concepto del delito, al bien jurídico que protege y podrás preguntarte porque aquí y no en otro capítulo.

NOTA
Siempre recomiendo antes de estudiar una nueva norma que acudas sin miedo al índice de la ley pues la sistemática de este índice no se hace al azar sino con criterios interpretativos y además te permite “escanear” el contenido de la norma.

Concepto del delito de estafa

Es un delito de
resultado,
en el que el sujeto activo -estafador o defraudador- valiéndose
de engaño suficiente y con animo de lucro produce error en otro induciendo a la
realización de un acto en perjuicio de su patrimonio o un tercero. -Este
concepto es mío –

Mira como lo define el Tribunal Supremo en las sentencias, SSTS 484/2008, de 5 de mayo y 787/2011, de 14 de julio:

Un artificio creado por alguien con objeto de hacer pasar por cierta una situación que no lo es, como forma de inducir a error a otro que, en virtud de la aceptación de tal apariencia como real, dispone de algún bien a favor del primero, que se enriquece ilícitamente, con el consiguiente perjuicio patrimonial para el segundo.

O cómo lo define el Código penal en el artículo 248:

Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

Conceptos hay muchos y es redundar en los mismo, para al finar llegar a lo mismo, el único concepto valido es el que da el código penal, lo repito y
lo repetiré siempre, si quieres aprobar estas oposiciones ve al BOE.

Voy a analizar contigo los…

Elementos del delito de estafa

El animo de lucro: Sin este requisito son es posible que se de este delito, no obstante, no olvides que es un delito contra el patrimonio, este animo forma parte del tipo subjetivo del delito, es decir el dolo -voluntad- dirigido a un enriquecimiento, es por eso que este delito es imposible la comisión por imprudencia.

El engaño: Según la RAE “Hacer creer que algo falso es verdadero” parece lógico y todos sabemos que es un engaño, pero cuando se trata de derecho penal se va siempre un paso más allá, y no sólo un simple engaño es suficiente este tiene que ser “bastante” y tiene que haber un nexo causal entre el engaño y el acto que produce el perjuicio patrimonial

Engaño bastante: Probablemente a ti lector, si te querellas contra alguien porque te han estafado con el timo de la estampita, no sea considerado engaño bastante por el juez y por tanto decaería el delito.

Es normal es una estafa que conoce todo el mundo y no sería idónea para producir engaño en otro.

Para poder calificar de bastante el engaño la jurisprudencia del Tribunal Supremo, utiliza un doble análisis. Desde la perspectiva de un tercero ajeno a la estafa y desde la circunstancias personales y culturales del defraudado.

Así lo dice el tribunal supremo en la sentencia 95/2012, de 23 de febrero y 1001/2012, de 18 de diciembre:

El baremo objetivo va referido a un hombre medio y a ciertas exigencias de seriedad y entidad suficiente para afirmarlo. El criterio subjetivo tiene presente las concretas circunstancias del sujeto pasivo (…) desde la óptica del sujeto pasivo, sus concretas circunstancias y situaciones, con observancia siempre, de la necesaria exigencia de autodefensa, de manera que se exigirá en el examen del criterio subjetivo una cierta objetivación de la que resulta una seriedad y entidad de la conducta engañosa

Aunque yo pienso, que el baremo más objetivo para calificar la idoneidad del engaño es que efectivamente se haya producido la disposición patrimonial, por burdo e increíble que parezca el engaño, si la disposición se produce, no hay dudas la estafa se ha consumado en todos sus elementos.

Esto le paso a Antonio un fabricante de muebles de cocina, cuando llego a su fabrica un el administrador de una empresa de suministros de equipamientos de cocina para la hostelería, realizo un gran pedido, -millonario- tenía sede social, CIF. Todo en orden, cuando le entrego el pedido el representante de la empresa le solicito un aplazamiento a 90 días aportando avales bancarios -falsos-. Antonio se lo concedió y el representante de la empresa desapareció con el pedido. – STS 733/2009, de 9 de julio-.

Acto que produzca un perjuicio patrimonial a este o un tercero: El acto que debe realizar el sujeto pasivo del delito, no tienen que ser de naturaleza jurídica, basta con un acto de dar, omitir o incluso hacer clic en un elemento de un correo electrónico.

Deber de autoprotección del sujeto pasivo: Hay una parte de la doctrina que entiende que, defraudado tiene un deber de diligencia o autoprotección ante los engaños -esto es muy utilizado por las defensas en los procesos por estafa-.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo, en la sentencia de 29 de diciembre de 2014 entiende que:

No puede desplazarse la responsabilidad, indebidamente sobre los perjudicados la responsabilidad de comportamientos en los que la intención de engañar es manifiesta, y el autor ha conseguido su objetivo o puesto en peligro el bien jurídico protegido.

Otras modalidades de Estafa

Hasta el momento hemos visto el tipo de estafa básico -248.1 del Código penal-, este mismo artículo en el apartado 2, tipifica una serie de conductas que se consideran estafas, como:

  • La manipulación informática para conseguir una transferencia patrimonial no consentida.
  • La tenencia distribución de programas informáticos dirigidos a cometer fraudes.
  • Utilizar tarjetas de crédito, cheques o sus datos, para realizar operaciones en perjuicio de otro.

Pena por delito de estafa en su tipo básico

  • Pena de prisión de uno 6 meses a 3 años.
  • Pena de multa de 1 a 3 meses, sí la cuantía no excede de 400 €.

Cuando la cuantía no excede 400 €, se considera delito leve de estafa -antes falta de estafa-.

Delito agravado de estafa

Además de las agravantes genéricas – artículo 22 del código penal- que aplica a todos los delitos, las estafa tiene unas agravantes especificas que cualifican el tipo básico del delito:

1. Recaiga sobre cosas de primera necesidad, como viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social

La jurisprudencia del Tribunal Supremo – por ejemplo, las sentencia 441/2015- no reconoce como utilidad social las segundas viviendas como las vacacionales, pues entiende que en la que habita el estafado es la principal, incluso en estos casos no lo considera delito agravado de estafa.

Cosa de primera necesidad, podría ser el vehículo que utiliza un comercial para realizar su trabajo.

2. Se perpetre abusando de firma de otro, o sustrayendo, ocultando o inutilizando, en todo o en parte, algún proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial de cualquier clase

El abuso de firma también es conocido como la firma en blanco, consiste en dejar un espacio entre el contenido y el lugar donde tiene que firmar el estafado, para posteriormente el estafador añadir el contenido que más le convenga -muy ingenioso-.

La firma en blanco en el delito de estfa

3. Recaiga sobre bienes que integren el patrimonio artístico, histórico, cultural o científico.

4. Revista especial gravedad, atendiendo a la entidad del perjuicio y a la situación económica en que deje a la víctima o a su familia

La especial gravedad exige que se den conjuntamente dos escenarios:

  • La entidad del perjuicio, por ejemplo, un camión que utiliza el sujeto pasivo del delito para su trabajo como transportista.
  • La situación económica en la que deje a la víctima, el transportista no solo pierde el camión, también su trabajo.

5.El valor de la defraudación supere los 50.000 euros, o afecte a un elevado número de personas

7. Se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero

La estafa procesal admite la modalidad de engaño al juez induciéndole a hacer algo o a la parte contraria. Este tipo de estafas se con mucha más facilidad en el procedimiento civil. Lo determinante para que se dé este tipo delictivo y no otros como los delitos contra la administración de justicia, es el perjuicio económico y el ánimo de lucro.

Aquí tienes una sentencia de estafa procesal.

8. Al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Capítulo. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo

El legislador ha querido castigar separada y específicamente la reincidencia en este delito. Sin perjuicio que también se aplique la agravante genérica por reincidencia.

Pena del delito de estafa agravado

Prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses

Agravante muy cualificada del delito de estafa

El apartado 2 del 252 del código penal, agrava la pena del delito de estafa cuando concurra la primera causa -de las mencionadas anteriormente- con algunas de las causas del 4, 5 6 o 7. En este caso las penas son, de 4 a 8 años de prisión y multa de 12 a 24 meses. Esta misma pena se impone cuando el valor de lo defraudado ascienda a más de 250.000 €.

Estafa impropia

A la doctrina le gusta poner nombre a las cosas, bueno a mi también, pero en este caso que te voy a relatar no tiene sentido porque no es impropia, es simplemente una modalidad más del delito de estafa que el legislador ha querido describir de forma autónoma.

NOTA
De hecho, en toda la sección dedicada a las defraudaciones sólo hay una estafa impropia, que no encaja con la finalidad del tipo básico. La tenencia fabricación o distribución de programas informáticos dirigidos a cometer estafas, pues en estos casos el código no castiga al que estafa sino al que esté dentro de alguna de las fases de anteriores a la comisión de la estafa con programas informáticos, aun cuando nunca haya cometido ningún fraude.

El código penal describe dos modalidades de estafa impropia:

  • Cuando una persona se atribuye sobre una cosa inmueble o mueble poder de disposición – y no lo tiene- y lo venda, arrienda u otro negocio jurídico en perjuicio de otro.
  • Cuando si tienen poder de disposición, pero oculta algún tipo de carga sobre la cosa -una hipoteca, por ejemplo-.

Responsabilidad penal de las personas jurídicas en el delito de estafa

El código contempla penas de multa del triple al quíntuple de la cantidad defraudada -esto si que es una buena pena- si la pena para una persona física conlleva pena de prisión de mas de cinco años.

Multa de doble al cuádruple de la cantidad defraudada en el resto de los casos -no está tampoco mal-.

Hasta aquí el artículo de hoy búscame por internet por blog ius cogens o jaime ius cogens.

Fuentes y referencias

Henríquez, C. A., Manzano, C. M., & Solórzano, T.
J. (2004). La delimitación jurídico – penal del delito de estafa con el
fraude civil
. Recuperado el 12 de 4 de 2019, de https://ri.ues.edu.sv/6965

Jiménez, J. F. (2014). Los elementos típicos del
delito de estafa en la doctrina y jurisprudencia contemporáneas
. Recuperado
el 12 de 4 de 2019, de
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5853802

Marín, Á. M. (2018). Abuso de confianza en el
subtipo agravado del delito de estafa: comentario a la STS de 27 de noviembre
de 2017
. Recuperado el 12 de 4 de 2019, de
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6426645

Tejera, Y. S. (2012). Valoraciones Teórico
Jurídicas En Torno Al Delito De Estafa Procesal Como Figura Independiente Del
Tipo Penal
. Recuperado el 12 de 4 de 2019, de https://eumed.net/rev/cccss/20/yst2.html

(Jiménez, 2014) (Marín, 2018) (Tejera, 2012)

Las Eximentes en el código penal español. Explicadas una a una.

Las Eximentes en el código penal español. Explicadas una a una.

Saludos lector te voy a hablar de las eximentes en el código penal español, en nuestro derecho penal las eximentes están reguladas en los artículos 19 y 20 del citado texto legal.
Esta figura jurídica -las eximentes- es de las que genera más jurisprudencia, es normal, la defensa de un acusado siempre va a intentar desde un primer momento del proceso penal, intentar agarrarse a una de las circunstancias eximentes del código penal, ya sea en su modalidad completa o incompleta.

Las eximentes en derecho penal español

Para comenzar en primer lugar, te tengo que explicar:

¿Qué es una eximente?

Las eximentes son hechos concretos o circunstancias en los que incurre el autor del delito, y el legislador ha entendido que eximen la responsabilidad criminal, como exclusión de la culpabilidad, la antijuricidad o la acción.

Habrás observado que, en este concepto o definición de eximente, introduzco tres conceptos nuevos:

  1. Eximente que excluyen la culpabilidad
  2. Eximentes que excluyen la antijuricidad
  3. Eximentes que excluyen la acción

Estos tres son conceptos doctrinales de derecho penal, es cierto que, para un opositor a instituciones penitenciarias, no tiene una utilidad concreta y directa, pero sí indirectamente pues saber el fundamento de cada una de las causas que eximen la responsabilidad criminal, ayuda y mucho a recordarlas y ubicarlas sistemáticamente en el Código penal, facilitando mucho su estudio.

Además, como preparador siempre digo, que saber el: Que, cuando, porque y donde de una norma es garantía de éxito para resolver un caso práctico en estas oposiciones.

Perdona por que me he ido del tema, más si no eres opositor, continuo.

Como te estaba diciendo la doctrina penal ha clasificado las causas eximentes en los tres conceptos que te decía antes, voy a aproximarte a cada uno de ellos:

Eximentes que excluyen la culpabilidad

Una eximente que excluye la culpabilidad es aquella que aun realizando la acción y siendo esta antijuridica, no es culpable, pues el legislador lo ha querido así. En nuestro Código penal el ejemplo que nos encontramos es la minoría de edad del artículo 19 del citado código.

Eximentes que excluyen la antijuricidad

Esta eximente es la que aun realizando la acción esta no es antijuridica, es decir tiene una causa de justificación que es como se llama por la doctrina penal.

En este supuesto estaría:

  • La legítima defensa
  • Obrar en cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo del derecho, oficio o cargo.
  • El estado de necesidad.

Eximentes que excluyen la tipicidad

Según la doctrina este tipo de eximente excluyen la acción que es una parte del tipo objetivo del delito y por tanto excluyen la tipicidad del delito.

Estaríamos en los siguientes casos:

  • Alteración psíquica
  • Intoxicación plena
  • Alteraciones de la percepción desde el nacimiento o la infancia

Todas ellas se corresponden con los apartados 1, 2 y 3 del código penal español.

Hecho este paréntesis, y antes de entrar a explicarte cada una de las eximentes, déjame que te cuente que existe dos tipos de eximentes, siempre de acuerdo con el código penal, y no con la doctrina como he hecho anteriormente:

Eximentes completas

Cuando hablamos de eximentes completas, me estoy refiriendo y así también lo hace el código penal. A aquellas en las que se dan todos los elementos que conforman la correspondiente eximente del artículo 20 del código penal.

Por el contrario, cuando hablamos de…

Eximentes incompletas

Nos referimos a aquellas en las que no se da alguno de los elementos que conforman la eximente en concreto.

Pero aquí hay que matizar algo muy importante, en nuestro derecho penal español, no existe la figura de eximente incompleta, como tal, sino que operan como otra figura jurídica, como es la atenuante.

Por tanto, repito, no existe en nuestro derecho el instituto jurídico de eximente incompleta, pero sí la atenuante del artículo 21.1 del código penal español, qué dice así:

Las causas expresadas en el capítulo anterior (las eximentes se entienden), cuando no concurrieren todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad en sus respectivos casos.

Y el artículo 68 del código penal:

En los casos previstos en la circunstancia primera del artículo 21, los jueces o tribunales impondrán la pena inferior en uno o dos grados a la señalada por la ley, atendidos el número y la entidad de los requisitos que falten o concurran, y las circunstancias personales de su autor.

Ahora si vamos a ver juntos las eximentes que contempla nuestro código penal:

Eximente por minoría de edad

Reflejada en el artículo 19 del código penal, supone que fija la mayoría de edad penal de adultos en los 18 años. Quedando los mayores de 14 años y menores de 18 sujetos a la responsabilidad penal que regula la Ley orgánica 5/2000 de responsabilidad del menor.

Eximente por alteración psíquica

El artículo 201.1 del código penal, dice así:

El que, al tiempo de cometer la infracción penal, a causa de cualquier anomalía o alteración psíquica, no pueda comprender la ilicitud del hecho o actuar conforme a esa comprensión

Añade también:

El trastorno mental transitorio no eximirá de pena cuando hubiese sido provocado por el sujeto con el propósito de cometer el delito o hubiera previsto o debido prever su comisión.

Es decir, la anomalía o alteración psíquica, debe ser de tal entidad que impida comprender la ilícito del hecho delictivo o le impida actuar conforme a dicha comprensión.

Esta además debe ser al tiempo de cometer el delito, lo aclaro no es válida una alteración psíquica crónica que solo se manifieste en ocasiones, si esta no se ha manifestado en el momento de cometer el delito.

Cuando la anomalía psíquica no es crónica y ha sido provocada o previsto que pudiera tener un brote y no lo hubiera evitado.

Ejemplo de esto último no tomar la medicación prescrita para la esquizofrenia.

Eximente por intoxicación plena

El artículo 20.2 del código penal dice:

El que al tiempo de cometer la infracción penal se halle en estado de intoxicación plena por el consumo de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos, siempre que no haya sido buscado con el propósito de cometerla o no se hubiese previsto o debido prever su comisión, o se halle bajo la influencia de un síndrome de abstinencia, a causa de su dependencia de tales sustancias, que le impida comprender la ilicitud del hecho o actuar conforme a esa comprensión.

De aquí podemos extraer una serie de puntos que configuran esta figura jurídica.

Intoxicación plena. El código penal utiliza una expresión genérica para así poder incluir, todas aquellas sustancias de susceptibles de inducir al sujeto penal a un estado de confusión mental, que le impida comprender la ilicitud o actuar conforme a ella.

El momento de confusión por intoxicación debe ser al momento de cometer el delito, lo que quiere decir que no es valida como eximente de intoxicación por si misma si en el momento de la acción delictiva esa confusión mental no produce la imposibilidad de comprensión de la ilicitud o actuar ya de acuerdo con ella.

Esto ultimo se puede dar en sus dos vertientes. Es decir:

Se puede dar el caso, (también en la anomalía psíquica) que tuviera una comprensión errónea, parcial o muy incompleta de la ilicitud del hecho delictivo y a su vez que tampoco pudiera actuar conforme a esa comprensión limitado.

En estas cosas la ultima palabra la tiene el forense, los peritos y el juez o tribunal en el momento de valorar la prueba.

Eximente por alteración de la percepción

El 20.3 del código penal dice así:

El que, por sufrir alteraciones en la percepción desde el nacimiento o desde la infancia, tenga alterada gravemente la conciencia de la realidad.

¿Qué es esto de la alteración de la percepción? Y la ¿conciencia de la realidad?

Aquí nos encontramos con supuestos como la ceguera o la sordomudez o incluso ambas. Este tipo de personas reciben la realidad de otro modo a como lo podemos percibir los demás y en general, en algunos casos puede producir una alteración de la conciencia de la realidad.

Pero también cabria el supuesto del niño que se cría con lobos, por poner un ejemplo, el sujeto también tendría alterada la percepción de la realidad.

Eximente por legítima defensa

Nuestro derecho no utiliza el termino legitima defensa, sino obrar en defensa de la persona o derechos propios o ajenos.

Es más, el código penal no limita esa defensa de la propia integridad o derechos, a uno mismo, lo extiende a los de terceras personas. Es por eso por lo que utilizar legítima defensa, para referirse a esa figura jurídica es erróneo. Al menos sirve para recordarlo y ubicarlo más rápidamente.

Esta eximente necesita de tres elementos que, si no se dan de forma simultáneamente, no estaríamos ante esta causa de justificación y como mucho estaríamos ante una eximente incompleta por legitima defensa:

  1. Agresión ilegitima: Puede ser una agresión contra la persona, o terceras personas contra los bienes.

En el caso de los bienes por agresión se entiende, como dice el código penal del 95, un ataque que constituya delito y -ojo con el “Y”- los ponga en grave riesgo de deterioro o perdida. También la entrada ilegitima en lugar que constituya morada.

Cómo dato curioso, y a efectos de reforzar más esto último, te cuento que hay doctrina que, desde un punto de vista ético, se plantea la necesidad y los limites de la legitima defensa en bienes de carácter patrimonial. Muchos lo consideran desproporcionado extender esta figura a bienes que no sean estrictamente personales y referidos a la integridad física.

  1. Proporcionalidad: El código penal lo expresa, como necesidad racional del medio utilizado para repeler o impedir la agresión.
  2. Falta de provocación suficiente por parte del defensor: No vale con que se cumplan los anteriores dos puntos, si el defensor mientras que ejercita su derecho a defender sus bienes o persona, provoca al agresor.

Eximente por estado de necesidad

El artículo 20.5 del código penal la define así:

El que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber

Para una comprensión sencilla. El estado de necesidad como eximente en derecho penal, necesita de dos bienes jurídicos en conflicto:

  1. El bien jurídico que pretende preservar el necesitado
  2. El bien jurídico que lesiona el necesitado

Además, el código nos proporciona unos requisitos que tiene que reunir el estado de necesidad, para poder ser considerada una eximente completa:

  1. Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.
  2. Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
  3. Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.

Eximente de miedo insuperable

El código penal lo único que nos da sobre esta eximente es esto:
El que obre impulsado por miedo insuperable

Y nada más dice, por lo tanto hay que acudir a la jurisprudencia para completar la norma -esto en derecho penal se llama la ley penal en blanco-.

La jurisprudencia tiene en cuenta a la hora de determinar esta eximente las circunstancias personales e incluso sociales del autor. Pues para lo que una persona de un nivel cultural o incluso intelectual bajo, es un miedo insuperable, para otra de un nivel mayor no debería serlo.

El miedo insuperable, es un temor fundado, grave e inminente -para el eximido del delito– que debe tener -aunque solo sea en la mente del autor- una reacción de causalidad, entre el estimulo que provoca el miedo y el mal que se trata de evitar.

Eximente por obrar en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo

Esta eximente tiene como ejemplo más habitual en el funcionario de policía que utiliza la fuerza contra una persona. Evidentemente esta exento de responsabilidad penal, pues obra en el ejercicio legitimo de un oficio o cargo.

También sería un ejemplo el padre o la madre que en ejercicio de un derecho el de la patria potestad y un deber definido en el derecho civil como deber de corrección del padre hacia los hijos. Te lo dijo con otras palabras darle a tu hijo un azote en el “culo”.

Lectura recomendada y relacionada:

Error del Tipo y error de prohibición. Por Jaime de Alarcón

Espero que te haya sido de utilidad el artículo de las eximentes en el derecho penal español.

Si eres opositor de instituciones penitenciarias ya sabes que esto suelen preguntarlo si no lo eres no te viene mal saberlo.

Si quieres buscarme por internet escribe en tu buscador favorito jaime ius cogens o ius cogens blog.

Fuentes y referencias que he leido antes de redactar el artículo

Avilés, D. A., 2010. ANÁLISIS DE ALGUNAS REPERCUSIONES JURÍDICO PENALES Y CRIMINOLÓGICAS DE LA EMBRIAGUEZ O INTOXICACIÓN POR LA INGESTIÓN DE ALCOHOL. [En línea]
Garay, L. M., 2005. La imputabilidad penal: concepto, fundamento, naturaleza jurídica y elementos. [En línea]
Garijo, M. R., 2004. Principio de responsabilidad en materia de infracciones tributarias : causas eximentes. [En línea]
Gómez, J. J. C., 2003. Evaluación del síndrome de abstinencia en el análisis de la imputabilidad drogodependiente. [En
Momblanc, L. C. & Imbert, E. O., 2017. La arquitectura de la eximente del miedo insuperable

Avilés, D. A., 2010. ANÁLISIS DE ALGUNAS REPERCUSIONES JURÍDICO PENALES Y CRIMINOLÓGICAS DE LA EMBRIAGUEZ O INTOXICACIÓN POR LA INGESTIÓN DE ALCOHOL.

Imputabilidad y alteración de la percepción. Jaime náquira rivero

SentenciaTribunal Supremo. Eximente estado de necesidad 1303/2017

El derecho penal.

El derecho penal.

Saludos lector, en este artículo te voy a acercar a una ciencia jurídica muy especial, el derecho penal. Te voy a hablar del concepto de derecho penal, el contenido y sus fuentes.

Nota: la sistemática de este artículo sigue el programa oficial de las oposiciones a ayudantes de instituciones penitenciarias.

Concepto de derecho penal

Cuando hablamos de concepto de derecho penal, hay que distinguir entre la ciencia jurídico penal y el derecho penal como una parte del ordenamiento jurídico.

La ciencia jurídico penal, es un concepto mucho más amplio, que integra disciplinas como la política criminal, el análisis económico del derecho penal o la criminología entre otras.

El derecho penal como integrante del ordenamiento jurídico de un país, es el conjunto de normas jurídicas que fija penas a determinados comportamientos.

Por tanto, el derecho penal se podría definir como:

El conjunto de normas jurídicas que describen el comportamiento humano reprochable penalmente y fija consecuencias jurídicas, a este en forma de penas.

Otros conceptos de derecho penal:

Según Franz von Liszt:

Derecho penal es el conjunto de las reglas jurídicas establecidas por el Estado, que asocian al crimen, como hecho, a la pena como legítima consecuencia.

Según Reinhart Maurach:

El Derecho Penal es aquel conjunto de normas jurídicas que une ciertas y determinadas consecuencias jurídicas, en su mayoría reservadas a esta rama del derecho, a una conducta humana determinada, cual es el delito. La consecuencia jurídica de mayor consecuencia es la pena.

Según Jose Cerezo Mir:

El Derecho Penal es un sector del ordenamiento jurídico al que, según la opinión dominante en la moderna Ciencia del Derecho Penal, le incumbe la tarea de protección de los bienes vitales fundamentales del individuo y de la comunidad. Estos bienes son elevados por la protección de las normas del Derecho a la categoría de los bienes jurídicos

De todos estos conceptos podemos extraer unos elementos comunes al derecho penal:

Normas jurídicas (ley penal) / Comportamiento humano (acción) / Castigo (pena)

Contenido del Derecho penal

El contenido es el estudio de los elementos integrantes del derecho penal, es decir: Los delitos, las penas y las medidas de seguridad.

El delito como figura jurídica, se estudia la teoría general del delito o parte general del derecho penal.

Las penas y medidas de seguridad, por el contrario, se estudian en la parte especial del derecho penal.

Vamos a ver de una forma resumida uno a uno de los elementos, que conforman el contenido del derecho penal.

El delito

En derecho penal el termino delito, esta referido a aquellas conductas del comportamiento humano que dan lugar a la calificación como tal.

NOTA: A raíz de la reforma del código penal por la Ley orgánica 5/2010, las personas jurídicas también tienen responsabilidad penal, por lo que no se puede hablar de conductas del comportamiento cuando nos referimos a ellas.

Amplía información sobre el delito en este artículo de este blog 👇

El delito concepto y clases

La pena

La pena es la consecuencia jurídica a la comisión de hecho (delito) reprochable penalmente.

Este podría ser un concepto rápido y lógico de la pena, pero déjame que te diga que el estudio de la pena en si es mucho más profunda sobre todo cuando nos adentramos en la teoría general de la penal.

Sólo con que te hagas las siguientes preguntas:

¿Porque existen las penas?

¿Qué función cumplen las penas?

Ya estaríamos entrando en la función de la pena, o dicho de otra manera el fundamento mismo de la existencia de las penas.

Las medidas de seguridad

Las medidas de seguridad son una medida de carácter preventivo, fundamentadas en la peligrosidad criminal del autor, el cual carece de responsabilidad penal. Desprovistas de carácter retributivo, cumplen una función de prevención.

Si recuerdas el esquema básico del derecho penal, que te puse (norma/acción/pena) ya tenor de este concepto de medida de seguridad se altera en la última variable, y se añade una nueva, quedando así:

Norma jurídica (Ley penal) / Comportamiento humano (Acción) / Ausencia de responsabilidad criminal / Medida de seguridad.

En el derecho penal español están reguladas en el artículo 95 y siguientes del Código penal.

Y su aplicación esta prevista para los casos en los que concurran las siguientes circunstancias:

  • Que el sujeto haya cometido un hecho previsto como delito.
  • Que del hecho y de las circunstancias personales del sujeto pueda deducirse un pronóstico de comportamiento futuro que revele la probabilidad de comisión de nuevos delitos.

Fuentes del derecho penal

En el derecho penal español la única fuente de es la ley, eso si entendemos el derecho penal como fuente de producción de normas que describen delitos y sus penas.

Esta afirmación se desprende de los artículos:

25.1 de la Constitución española.

Nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en aquel momento.

1 del Código penal.

No será castigada ninguna acción ni omisión que no esté prevista como delito por ley anterior a su perpetración.

En derecho penal, como estas viendo, a consecuencia del principio de legalidad la única fuente directa de producción es la ley.

Pero debes hacerte la pregunta siguiente.

¿Qué tipo de ley, es fuente de derecho penal?

En el ordenamiento jurídico español existen distintos tipos de normas con rango de ley. Leyes orgánicas, ordinarias, Decretos leyes, etc.

Pero no todas las normas jurídicas con rango de ley son fuentes del derecho penal. De hecho, sólo una, las leyes orgánicas.

La Constitución española en el artículo 25.1 reserva a la ley la tipificación de los delitos y sus penas, sin embargo, no especifica que esta tenga que ser una ley orgánica o de otro tipo.

Pero el artículo 81.1 de la Constitución dice:

Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general y las demás previstas en la Constitución.

Las penas que llevan aparejadas la infracción penal son restrictivas de derechos y libertades públicas, por lo tanto, esta reserva de ley tiene que ser orgánica.

Algunos autores incluyen como fuente del derecho penal a la analogía, sin embargo, esta solo es una forma más de interpretar las normas jurídicas.

La analogía en derecho penal esta prohibida taxativamente artículo 4 del Código penal, pero también este mismo código admite un solo caso de analogía en nuestro derecho penal en el artículo 21.7 del Código penal, referidas a las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal.

Hasta aquí el artículo de hoy te recuerdo que puedes encontrarme por blog ius cogens o mi nombre (Jaime de Alarcon) seguido de ius cogens.

Conceptos utilizados en este artículo

Delitos de robo y hurto

Delitos de robo y hurto

Los delitos de robo y hurto son los que más sentencias generan, algunas muy curiosas (que veremos más adelante) en el que un sujeto comete un simple hurto y genera todo un debate jurídico entre diferentes juzgados y tribunales, y fiscalía.

No obstante son los delitos que con más frecuencia se comete en España (después del delito de lesiones), según las estadísticas del Registro central de rebeldes y penados, que proporciona el Consejo general del poder judicial del poder judicial.

27.713 delitos de robo cometidos

63.721 delitos de hurto cometidos.

Delitos cometidos en España en el año 2017 (último dato publicado).

Para ir aproximándome al concepto penal de robo y hurto, voy a ir antes al concepto o definición gramatical.

Definición de robo


Acción que consiste en quitar o tomar para sí con fuerza o con violencia lo ajeno.

Este concepto es extraído de la Real academia de la lengua española, al igual que voy a hacer con el concepto de hurto.

Definición de hurto


Acción que consiste en tomar o retener bienes ajenos contra la voluntad de su dueño, sin intimidación en las personas o fuerza en las cosas.

Como puedes ver el concepto gramatical de robo y hurto se acerca bastante al jurídico. Casi no se puede saber cuál ha sido extraído del otro (ironía).

Diferencias entre robo y hurto.


La acción es la misma tomar en el caso del hurto y apoderarse en el caso del robo.

Además la acción dolosa va en un mismo sentido en ambos arrebatar la posesión o la propiedad a un tercero y a lucrarse económicamente.

La diferencia esta en la forma en la que se realiza la acción.

En el caso del hurto es tomar algo y en el caso del robo es apoderarse de algo, utilizando la violencia o la intimidación contra las personas.

Quizás me he adelantado mucho pues debería haber entrado en profundidad en cada uno de ellos. Pero como es una pregunta recurrente, lo he preferido así.

Ahora sí voy a entrar en lo jurídico.

El delito de hurto


Este delito esta regulado en el Código penal artículo 234, y dice así.

El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excediese de 400 euros.

Es decir nos hemos aproximado bastante al concepto legal, sólo vamos a definir cosa mueble en derecho.

Una cosa mueble según el artículo 335 del código civil es:

Se reputan bienes muebles los susceptibles de apropiación, que se pueden transportar de un punto a otro sin menoscabo de la cosa inmueble a que estuvieren unidos.

Ya sabes, si te lo puedes llevar de un lado a otro, manteniendo la estructura, y además lo tomas sin consentimiento de su dueño y lo haces con animo de lucro. Estas cometiendo un hurto.

Este es el tipo más básico de hurto y la pena siempre que exceda de 400 euros, es de seis a dieciocho meses de prisión y en su mitad superior cuando se inutilicen los sistemas de alarmas instalados en las cosas.

Ejemplo de esto último, las etiquetas de la ropa que pitan cuando sales de un centro comercial.

Hurto agravado


El artículo 235 del código penal nos previene, de una serie de hurtos, cometidos sobre cosas o personas o concertadamente con otras personas.

Que desde un punto de vista de política criminal, se considera que deben ser agravados, en estos casos el hurto se castiga con penas de 1 a 3 años de prisión.

Son los siguientes casos:

  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.
  • Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  •  Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.
  • Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.
  • Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

Por cierto antes de pasar al robo y a tenor de lo que te decía antes. Allá por el año 2007 y hasta el 2012, se desato una “reyerta jurídica” entre audiencias provinciales entre sí y fiscalías entre ellas, contra audiencias también, a tenor de un detalle.

A alguien se le ocurrió que entrar en un punto limpio (sin forzar nada) y tomar un electrodoméstico de esos que tiramos a la basura. Motivo de la reyerta: No es una conducta delictiva./Si es una conducta delictiva.

Yo también soy de la opinión que si tiras algo a la basura lo estás abandonado y si lo abandonas es, res nullis o sin dueño. Pero bueno quizás yo soy un poco raro.

Os dejo un documento en el que Patricia Alonso-Majagranzas, fiscal de la Audiencia provincial de Madrid resume la reyerta jurídica de la que os he hablado.

Delito de robo


El delito de robo está regulado en el artículo 237 del código penal, que dice así:

Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren.

Como ves se repite en este delito, el animo de lucro, el objeto del delito que es una cosa mueble.

Hasta aquí igual que el hurto, sin embargo hay elementos del tipo que lo diferencia:

Apoderarse, este es un concepto con más fuerza o “energía criminal” que el “tomar” del delito de hurto. Aquí tengo que acudir otra vez a la Real academia de la lengua española, que entiende por a apoderarse:

Hacerse dueño de algo, ocuparlo, ponerlo bajo su poder.

Como ves la Real academia también le da un significado gramatical mas enérgico que al significado “tomar”.

Es que la acción está íntimamente relacionada con el la forma de la acción, que es la fuerza en las cosas, o la violencia o intimidación en las personas.

Así pues ya sabes si por tu afán de lucro te haces dueño de algo forzando la puesta del lugar donde se halle. Estas cometiendo un delito de robo.

Robo con fuerza


Para que se dé el robo con fuerza en las cosas tiene que darse alguno de los siguientes elementos que proporciona el artículo 238 del código penal:

  • Escalamiento.
  • Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas.
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

¿Qué es el escalamiento?


Quizás puedas pensar que el escalamiento es:

La acción o efecto de escalar, y escalar es, subir o trepar por gran pendiente o altura.

Si te dijera que en derecho penal esto es escalar 👇

robo con fuerza

En derecho penal escalar no coincide con el significado gramatical.

Escalar en derecho penal significaría entrar al lugar donde se encuentra la cosa, por un lugar no destinado a tal fin. O salir cuando se a sustraído la cosa por un lugar no destinado a tal fin.

Según esto el señor que sale por la ventana, no es el lugar para salir de una casa, pues habitualmente el lugar de salida de una vivienda es una puerta. ¿No?.

En cuanto a las llaves falsas, el código penal en su artículo 239 explica lo que es:

  • Las ganzúas u otros instrumentos análogos.
  • Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.
  • Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.
  • Se consideran llaves las tarjetas, magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia y cualquier otro instrumento tecnológico de eficacia similar.

Robo con fuerza agravado


El robo cometido en casa habitada, edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias, se castigará con una pena de prisión de dos a cinco años.

  • Si los hechos se hubieran cometido en un establecimiento abierto al público, o en cualquiera de sus dependencias, fuera de las horas de apertura, se impondrá una pena de prisión de uno a cinco años.
  • Se considera casa habitada todo albergue que constituya morada de una o más personas, aunque accidentalmente se encuentren ausentes de ella cuando el robo tenga lugar.
  • Se consideran dependencias de casa habitada o de edificio o local abiertos al público, sus patios, garajes y demás departamentos o sitios cercados y contiguos al edificio y en comunicación interior con él, y con el cual formen una unidad física.
  • Se impondrá una pena de dos a seis años de prisión cuando los hechos a que se refieren los apartados anteriores revistan especial gravedad, atendiendo a la forma de comisión del delito o a los perjuicios ocasionados y, en todo caso, cuando concurra alguna de las circunstancias expresadas en el artículo 235. (Las del hurto agravado)

Robo con violencia o intimidación en las personas


Hasta aquí está claro los elementos constitutivos del delito de robo, y en el caso del uso de la violencia para cometer el robo, también esta claro. Pero, ¿qué es intimidar?

Sin entrar mucho en detalle, pues esto ya lo ha aclarado el Tribunal supremo en la sentencia de 16 de abril de 1986.

El anuncio de un mal inmediato, grave, personal y posible que despierte o inspire en el ofendido un sentimiento de miedo, angustia o desasosiego ante la contingencia de un daño real o imaginario.

Hasta aquí el artículo de hoy lo iré actualizando con las dudas que me planteéis, pues me gusta mantener los contenidos de este blog “frescos”.

Sed buenos y no toméis, ni os apoderéis, de cosa mueble ajena.

Conceptos utilizados en este artículo

Error del Tipo y error de prohibición. Por Jaime de Alarcón

Error del Tipo y error de prohibición. Por Jaime de Alarcón

Saludos lector. El artículo de hoy va a tratar sobre el error de prohibición y el error sobre el tipo, también llamados, error de hecho o de derecho.

Para tener una comprensión adecuada de este artículo que vas a leer necesitaras entender, la estructura del delito y en concreto comprender el concepto de dolo y los elementos objetivos y subjetivos de este. Así como el concepto de culpabilidad.

Error del tipo y error de prohibición en el derecho penal español. El error en derecho penal.

Una de los problemas que nos encontramos cuando vamos a analizar esta figura jurídico penal, es la concepción del dolo como un elemento de la acción o un elemento de la culpabilidad.

La mayoría de la doctrina entiende, yo también lo entiendo así, que el dolo forma parte del elemento de la acción. Por tanto vas a ver la figura jurídica, del error del tipo y el error de prohibición desde este punto de vista.

El error del tipo

El error del tipo o de hecho, es la representación errónea de los elementos que integran el tipo objetivo del delito, ya sea en forma de error vencible o invencible.

Te voy a poner un ejemplo de error del tipo. El cazador que dispara a una persona creyendo que es un animal.

Como ves el sujeto activo su representación mental, era que detrás del arbusto había un animal y en consecuencia su voluntad (dolo) iba dirigida a disparar y matar un animal. Lástima que era una persona.

La regulación normativa de del error sobre el tipo se encuentra en el artículo 14.1 del código penal. Dice así:

El error invencible sobre un hecho constitutivo de la infracción penal excluye la responsabilidad criminal. Si el error, atendidas las circunstancias del hecho y las personales del autor, fuera vencible, la infracción será castigada, en su caso, como imprudente.

Antes de entrar a analizar el precepto que te he citado, vamos a ver…

¿Qué elemento del delito penal excluye el error del tipo?

Siguiendo con el ilustrativo ejemplo del cazador que caza personas por error:

El error reside en el dolo (la voluntad del cazador era dispara un animal, pero ya sabes cómo acaba), y el dolo es un elemento del tipo (el tipo subjetivo del delito) pero es que además el error, es sobre el tipo objetivo. Por lo que se puede concluir que el error sobre el tipo, excluye la tipicidad. Más concretamente el elemento subjetivo de la tipicidad.

Pero como el mejor ejemplo es el real, te adjunto una sentencia del Tribunal supremo número 865/2005.

En esta recurso que da lugar a esta sentencia, la defensa alega que se estime error sobre el tipo pues su cliente creía que transportaba armas en vez de drogas (que es lo que la policía encontró en el doble fondo de su maleta).

Error del tipo vencible e invencible

El error vencible es aquel que, como dice el artículo 14 del código penal, atendiendo las circunstancias personales y del hecho podrían haber sido evitadas.

En el caso del cazador, podría ser vencible el error, pues si fuera un deporte que practica habitualmente, debería poder distinguir personas de animales, o tomar las precauciones necesarias para que no hubiera ocurrido el error.

El error sobre el tipo vencible se castiga en nuestro derecho penal como delito imprudente.

El error sobre el tipo de carácter invencible, es aquel que atendidas las circunstancias del hecho y personales del autor no podría ser vencido de ninguna manera.

En este último caso imagina al cazador, en este caso principiante, sin ninguna experiencia y su primer día y debuta en la caza. Además tiene 18 años. En este caso por madurez y experiencia no podría haber sido evitado.

El error de prohibición

Este error se produce en la representación que se hace el autor de la acción, sobre la ilicitud de la conducta.

El ejemplo clásico sería, el ciudadano norteamericano que visita España y porta un arma, convencido que es una conducta permitida.

Cómo puedes ver es un ejemplo un poco grueso y quizás exagerado ( no sé si se habrá dado el caso) pero ilustra muy bien el error de prohibición.

¿Qué elemento del delito penal excluye el error?

Hay una parte de la doctrina que entiende que el error recae sobre la antijuricidad del hecho, esto evidentemente es así, y por tanto el error de derecho o de prohibición, excluye la antijuricidad.

Tiene su lógica, incluso es defendible. Sin embargo imagina al ciudadano norteamericano, el está en su hotel en el centro de Madrid dispuesto a disfrutar de un día maravilloso. Se viste coge su guía turística (esto ya no se hace) y por supuesto su revólver, lo hace siempre que sale de su casa, en su país.

El error sobre la antijuricidad, es la que determina su voluntad (dolo) y por tanto su acción coger el arma. Como ya hemos visto el dolo es uno de los dos elementos del tipo. Por tanto el error de prohibición excluye la tipicidad.

Con respecto a esto último, es interesante este artículo, que trata la exclusión de la tipicidad o antijuricidad, en el error de prohibición.

En el Código penal, se regula en el artículo 14.2 y excluye la responsabilidad criminal cuando el error de prohibición es invencible, y se rebaja la pena en uno o dos grados cuando el error fuera vencible.

Error de prohibición vencible

Siguiendo con el ejemplo del turista americano, imagina que este ya ha viajado a otros países, evidentemente el error sería vencible incluso podría no calificarse como error de prohibición.

Error de prohibición invencible

Continuando con el mismo ejemplo, si el turista nunca hubiera salido de su país, pero además proviene de una zona rural y tiene una edad de 16 años. Probablemente sea invencible el error de prohibición.

Como he hecho en el error sobre el tipo, lo más ilustrativo es lo real, por lo que voy a compartir contigo una sentencia de la Audiencia provincial de Almería, sobre el error de prohibición.

En esta sentencia del Tribunal supremo, la defensa alega en el recurso de apelación, que su defendido actuaba en error de prohibición, cuando conducía sin saldo de puntos en su carnet de conducir, pues cuando acabo el examen de recuperación de puntos el gestor de la Jefatura provincial de tráfico, le había dicho que había salido el examen perfecto.

También resulta de gran utilidad leer este artículo del blog “en ocasiones veo reos” sobre el error de prohibición que se da en los delitos urbanísticos.

Sí lees el artículo te darás cuenta que a más regulación jurídica, más confusión y esta confusión provoca distorsiones en el ámbito penal. Aunque no es el único ámbito que distorsiona la excesiva regulación jurídica. Pocas normas y más claras, o como dice mi esposa menos es más.

Hasta aquí el artículo de hoy del error de prohibición y error sobre el tipo.

No erréis mucho que luego hay que dar explicaciones del error.

Nota: Me podéis buscar en internet así. “Aprende derecho con Jaime Alarcón” o «Aprende derecho con ius cogens”.

Conceptos utilizados en este artículo

Prisión permanente revisable artículo explicativo.

Prisión permanente revisable artículo explicativo.

La prisión permanente revisable o mal llamada cadena perpetua. Ha sido uno de las modificaciones más polémicas que ha habido hasta la fecha en nuestro Código penal.

La prisión permanente revisable se introduce en nuestro país en el año 2015, mediante la Ley Orgánica 1/2015.

Este artículo pretende explicarte de una forma clara y sencilla la prisión permanente y revisable.

¿Qué es la prisión permanente revisable?

Es un tipo de pena, grave (artículo 33.1 del código penal) y privativa de libertad (artículo 35 del código penal) que tiene un carácter indefinido en cuanto a su duración y es de aplicación a los delitos de carácter grave que atentan contra la vida de las personas, en forma de asesinato u homicidio según el caso.

Esto podría ser un concepto o definición de la prisión permanente revisable. Pues el código penal proporciona las características de esta pena, en qué casos de aplica, el acceso a tercer grado de los condenados por esta pena, la concesión de permisos a estos condenados y la libertad condicional de los condenados a prisión permanente revisable. Pero no da un concepto de prisión permanente.

Ahora vamos a ver…

En que casos se aplica la prisión permanente

Delitos de asesinato del artículo 140 del código penal, en los que concurran alguna de las causas del artículo 141 del mismo código. Es decir las siguientes:

  • Que la víctima sea menor de dieciséis años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad.
  • Que el hecho fuera subsiguiente a un delito contra la libertad sexual que el autor hubiera cometido sobre la víctima.
  • Que el delito se hubiera cometido por quien perteneciere a un grupo u organización criminal.
  • Homicidio o asesinato del Rey o la Reina o al Príncipe o la Princesa de Asturias. Artículo 485.1 del código penal.
  • Delitos de terrorismo tipificados en el artículo 573 del código penal y siempre que cause la muerte de alguna persona.
  • Al reo de asesinato que hubiera sido condenado por la muerte de más de dos personas. Artículo 140.2 del código penal.
  • Homicidio o asesinato de un Jefe de Estado extranjero o persona especialmente protegida por los tratados internacionales  (Delitos contra el derecho de gentes del artículo 605 del código penal).
  • Delitos de genocidio del articulo 607 del código penal en los que se mate (en forma de homicidio o asesinato) a un miembro de un grupo nacional, étnico, racial, religioso o determinado por la discapacidad de sus integrantes.
  • Delitos de lesa humanidad en los que concurra al menos la muerte de una persona (en forma de homicidio o asesinato).

Órganos judiciales competentes para la imposición de la pena de prisión permanente revisable.

  • La Audiencia provincial competente por razón del territorio y a través del tribunal del jurado en los delitos de asesinato. Artículo 1 de la Ley Orgánica del tribunal del jurado.
  • La Audiencia Nacional en los casos de delitos de terrorismo, delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato de un jefe de estado extranjero o persona especialmente protegida por los tratados internacionales y en los casos de asesinato u homicidio del Rey la Reina o su consorte o el Príncipe o Princesa de Asturias. Artículo 65.1 de la Ley Orgánica del poder judicial.
  • Tribunal Supremo y Tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas. En los casos en los que el sujeto activo del delito sea un aforado a alguno de los tribunales anteriores.

Acceso al tercer grado de los condenados a prisión permanente revisable.

Para la clasificación en tercer grado de tratamiento penitenciario. El código penal determina un periodo de seguridad pasado el cual el reo puede ser clasificado en tercer grado de tratamiento.

Este periodo de seguridad es el cumplimiento de la mitad de la condena para condenas de más de cinco años y siempre que lo ordene el juez o tribunal en la sentencia. Y en todo caso cuando se trate de delitos:

  • Cometidos en el seno de una organización o grupo criminal.
  • Delitos de  abusos y agresiones sexuales a menores de dieciséis años.
  • Delitos de prostitución, explotación sexual y corrupción de menores de trece años.

En el caso de los condenados a prisión permanente revisable no se puede seguir este régimen general de periodo de seguridad pues no existe una duración temporal determinada que permita fijar la mitad de la condena.

Es por eso que el código penal establece que la clasificación en tercer grado de tratamiento de los condenados a prisión permanente no podrá realizarse:

  • Hasta el cumplimiento de veinte años de prisión efectiva, en los casos que el condenado lo sea por delitos de terrorismo.
  • Hasta el cumplimiento de quince años de prisión efectiva en los demás condenados a prisión permanente revisable.

Sin embargo la clasificación en tercer grado de tratamiento de estos condenados se puede adelantar sin limite temporal alguno, en los siguientes casos:

  • Enfermos muy graves con padecimientos incurables.
  • Condenados a esta pena que hayan cumplido setenta años.

En ambos casos la autorización para la clasificación en tercer grado corresponde al tribunal que impuso la condena de prisión permanente revisable. Previo informe del ministerio fiscal, instituciones penitenciarias y las demás partes del proceso.

En la autorización se valora de forma especial, además de la enfermedad muy grave e incurable o la edad, la peligrosidad criminal del sujeto.

Permisos ordinarios de los condenados a prisión permanente.

Estos condenados podrán disfrutar de permisos ordinarios de salida cuando hayan cumplido doce años de prisión efectiva, en el caso de condenados por delitos de terrorismo.

Ocho años de cumplimiento de prisión efectiva en los demás delitos.

Libertad condicional de los condenados a prisión permanente.

La concesión de la libertad condicional de estos condenados, viene regulada en el artículo 92 del código penal que exige los siguientes requisitos.

  • Cumplimiento de veinticinco años de prisión efectiva.
  • Que el penado se encuentre clasificado en tercer grado de tratamiento.
  • Que el tribunal que impuso la prisión permanente revisable aprecie un pronóstico favorable de reinserción social.

Este pronóstico de reinserción social el tribunal lo debe apreciar tomando en cuenta:

  • Personalidad del penado.
  • Los antecedentes.
  • Las circunstancias del delito cometido.
  • La relevancia de los bienes jurídicos que podrían verse afectados por una reiteración en el delito.
  • Su conducta durante el cumplimiento de la pena.
  • Sus circunstancias familiares y sociales.

Sentencias de prisión permanente revisable en España.

En nuestro país y hasta la fecha se han dictado dos sentencias de prisión permanente revisable.

La primera sentencia se produjo en Galicia, (sentencia de la Audiencia provincial de Pontevedra 1325/2017) el condenado lo fue por dos delitos de asesinato con los agravantes de alevosía, agravante de parentesco (eran las hijas del condenado) y la cualificación de que las victimas son menores de dieciséis años (tenían nueve y diez años en el momento del asesinato). Ver sentencia del «parricida de Moraña»

La segunda sentencia fue dictada en Santa Cruz de Tenerife.  (sentencia de la Audiencia provincial de Tenerife 61/2018) el condenado en este caso lo fue por un delito de asesinato también con las agravantes de ensañamiento (asesto más de treinta puñaladas) alevosía y especial vulnerabilidad de la víctima (Esta había sufrido un ictus tiempo atrás que le impedía una movilidad completa y perdida de fuerza en las extremidades. La victima era abuelo de la novia del condenado). ver «sentencia carnicero de Icod»

La tercera sentencia fue dictada en Álava. (sentencía de la Audiencía provincíal de Alava 597/2018). Ver sentencia a prisión permanente revisable. Daniel móntaño ( la semilla del mal ). El condenado lo fue por una asesinato con alevosía del artículo 139.1 del código penal, con la agravante específica del artículo 140.1 del citado código. El autor arrojó, tal y como recoge la sentencia en los hechos probados, por la ventana a su hija de diecisiete meses causándole la muerte.

Hasta aquí el artículo sobre la prisión permanente revisable. Como habrás visto, esta es una figura jurídica novedosa en nuestro código penal, pues no se trata de una pena a cadena perpetua, pues es más una pena de prisión de carácter indefinido con objetivos resocializadores. Y en medida que el condenado y la Institución penitenciaria consigan está finalidad resocializadora del sentenciado a esta pena. Está quedará suspendida y su caso cumplida, por la vía de la libertad condicional de este tipo de condenados.

Conceptos utilizados en este artículo

Hasta aquí el articulo sobre la libertad condicional te recuero que me puedes buscar en internet por blog ius cogens o aprende derecho con ius cogens.